670 56 00 59

  • Facebook-tueligestuvida-psicología
  • Instagram - tueligestuvida
  • LinkedIn - Tu eliges tu vida

Av. de Brasil 6, 1º, 28020 Madrid, España

© 2018 Tu eliges tu vida. Todos los derechos reservados.

DEPRESIÓN

La característica más evidente de este cuadro clínico es la presencia de una profunda tristeza que suele venir acompañada, entre otros síntomas, de una importante pérdida de interés y/o de placer en las cosas que antes solíamos disfrutar, baja autoestima y disminución de las funciones psíquicas (dificultades importantes en la concentración, en el aprendizaje y en la atención). Lo que antes se procesaba sin problema, ahora requiere un gran esfuerzo. Por ejemplo, seguir una conversación o recordar algo que había que hacer.

 

Además, es común que aparezcan síntomas físicos como alteraciones en el sueño, alteraciones del apetito y el peso, fatiga, disminución del deseo sexual, etc., así como problemas interpersonales, pues el área de las relaciones sociales tiende a descuidarse como consecuencia del estado de ánimo decaído.

Pensamientos comunes (frases o imágenes) en este cuadro clínico (dependiendo de la persona, aparecen unas u otras):

“No tengo ganas de levantarme por la mañana”.

 

“Necesito recuperar mis ganas de vivir y no sé cómo hacerlo”.

 

“No merece la pena intentarlo, es demasiado esfuerzo”. 

 

“¿Para qué intentarlo si volverá a salir mal?"

“Mi vida no tiene sentido”.

 

“No me apetece hacer absolutamente nada”.

 

“Estoy cansad@ todo el día”.

 

“Me siento inútil”.

 

“Soy un fracaso”.

 

“Me siento sol@”.

Emociones y sensaciones físicas características de este cuadro clínico (dependiendo de la persona, aparecen unas u otras):

Cansancio.
Falta de ganas.
Incapacidad para disfrutar de cualquier situación.
Tristeza.
Culpa.
Desesperanza.
Insomnio o hipersomnia.
Falta de apetito.
Ansiedad ante posibles actuaciones.
Sensación de incapacidad ante el afrontamiento de retos.

Conductas características de este cuadro clínico (dependiendo de la persona, aparecen unas u otras):

  • Abandono mis hobbies.

  • Evito quedar con amigos o eventos sociales en general.

  • Paso mucho tiempo en la cama.

  • Descuido mi aspecto físico y mi aseo personal.

  • Sólo hago lo estrictamente necesario, el resto del tiempo estoy inactivo (me quedo en el sofá).

  • Me quejo habitualmente de mi estado emocional.

TU ELIGES TU VIDA l TERAPIA PSICOLÓGICA EN MADRID